ABRIR UN NUEVO DOCUMENTO DE TRABAJO


Hacemos clic en Archivo→Nuevo para que aparezca el cuadro de diálogo de Nuevo Documento de Photoshop.

En esta ventana es donde se definen las características básicas (tamaño, resolución y color de fondo) de la imagen que vamos
a crear.

Si conocemos el tamaño que queremos que tenga la imagen, podemos definirlo poniendo la altura y anchura directamente,
se pueden cambiar las unidades con las que se mide el lienzo (el área de la imagen) y en centímetros, para fotos sobretodo,
o en píxeles, para imágenes destinadas a la publicación en Internet.

Un píxel es la unidad más pequeña en la que se puede descomponer una imagen digital, a cada píxel le corresponde un color,
y así, píxel a píxel se va formando la imagen total.

En informática una imagen está formada por millones de cuadraditos pequeñitos. A simple vista no se nota,
pero si se aumenta la imagen con el zoom se irá haciendo cada vez más "cuadriculada".

Una imagen medida en píxeles se suele usar para publicarla en una web ya que lo que querríamos sería saber cuánto espacio
ocupa en la pantalla, no en una hoja si la imprimiésemos.

Si lo que quereis es que la imagen tengaun tamaño estándar ya definido, como el DIN A4 o carta. Si este es el caso, haceis clic
en la lista desplegable de Predefinir y después clic sobre el elemento que se ajuste a las medidas que quereistus medidas.

Otra cosa es la resolución:

La resolución sirve para saber la cantidad de píxeles que hay en una imagen. Es el número de píxeles por pulgada (ppp o ppi;
1 pulgada equivale a 2,54 centímetros), por lo tanto, si las dimensiones son pequeñas y la resolución alta, la imagen será de
mayor calidad.

Podeis elegir una resolución para la nueva imagen. Por defecto, Photoshop asigna al nuevo documento una resolución de 72ppp,
el estándar para imágenes en Internet, pero si lo que quereis es imprimirla, es mejor utilizar una resolución entre 240 y 300ppp.

El Modo de color, si trabajais con una imagen para visualizarla solo en el ordenador utilizar el modo RGB (rojo, verde y azul,
el sistema que utilizan los monitores), pero si lo que quereis es imprimirla seleccionar el modo CMYK (cian, magenta,
amarillo y negro, el sistema en el que las impresoras "dibujan" las imágenes).

Después teneis que elegir el color del fondo de la imagen. Si seleccionais algún modo que no sea transparente,
la capa de fondo será inamovible. Es mejor seleccionar un fondo transparente.

El fondo transparente, en Photoshop, se muestra con cuadritos grises y blancos.

Una vez configurado el documento pulsa OK, y una ventana en blanco se abrirá en el espacio de trabajo.