Las anemias son trastornos en los que el número de glóbulos rojos (eritrocitos) o la cantidad de hemoglobina (la proteína que transporta oxígeno) que éstos contienen se encuentra por debajo de los valores normales.

El volumen de sangre aumenta durante el embarazo, por lo que una disminución moderada en la concentración de eritrocitos y hemoglobina (hemodilución) es normal.

Como la madre debe producir sangre tanto para el feto como para ella misma, durante la gestación se precisa de un mayor aporte de hierro para producir glóbulos rojos. Por ello, el tipo más frecuente de anemia durante el embarazo es la anemia por deficencia de hierro que, por lo general, se debe a una inadecuada cantidad de este elemento en la dieta. Sin embargo, puede deberse a una deficiencia de hierro ya existente provocada por la pérdida de hierro por las menstruaciones o por un embarazo previo. Con menos frecuencia, la anemia es consecuencia de una dieta deficiente en ácido fólico (folato), una vitamina B que también es necesaria para producir glóbulos rojos.

Diagnóstico y tratamiento

El diagnóstico se basa en los análisis de sangre que determinan la cantidad de eritrocitos, los valores de hemoglobina y los de hierro.

La anemia provocada por una deficiencia de hierro se trata con comprimidos de hierro. Este suplemento de hierro no supone ningún riesgo para el feto pero puede causar malestar en el estómago y estreñimiento en la madre, sobre todo si la dosis es alta. A pesar de que no se ha demostrado que todas las mujeres embarazadas deban tomar suplementos de hierro, a la mayoría de las gestantes se les aconseja tomarlos, incluso si su cantidad de eritrocitos y los niveles de hemoglobina son normales, para asegurar que el aporte de hierro sea suficiente para ellas y para el feto a medida que avance el embarazo. La anemia causada por deficiencia de ácido fólico se trata con comprimidos de folato. Para las pacientes con anemia drepanocítica (una enfermedad hereditaria en la que la hemoglobina es anormal), el tratamiento es motivo de controversia; en ciertos casos, es necesario realizar transfusiones de sangre.

 

 

 

 

© LosAlicantinos. Todos los Derechos Reservados